Parte de las ventas de la nueva añada de Cepa 21, el vino insignia de Bodegas Cepa 21, el proyecto de innovación de Bodegas Emilio Moro en la Ribera del Duero, se destina a Scholas Ocurrentes, una organización internacional de derecho pontificio que abarca 500.000 escuelas y redes educativas en 190 países promoviendo un modelo educativo que pone el foco en los jóvenes a través del arte, del deporte y la tecnología.