Haciendo Solano se situa en uno de los pueblos históricos de la Ribera del Duero, La Aguilera, Burgos. La vid es el único cultivo viable de este paraje y el suelo es calizo y muy probe. Se elaboran con Tinto Fino castellano de cepas viejas, de hecho alguna es centenaria. Un proyecto artesanal de pequeña producción que le confiará una gran expresión y carácter a su colección.