El equipo comercial de Distribuciones Navarro se desplazó a La Rioja para visitar Bodega Contador, propiedad del enólogo y viticultor Benjamín Romeo.

Cuando comenzó su proyecto personal en 1995 adquiriendo una cueva centenaria en el bajo del Castillo de San Vicente de la Sonsierra, que empleaba para la elaboración de su primer vino "La Cueva del Contador" ya contaba con una gran experiencia. Pocos años después ya con el vino "Contador" en el mercado, habilita el garaje de la casa de sus padres para aumentar la producción. La buena acogida de sus vinos por parte del consumidor y la crítica, le lleva en el año 2000 a involucrarse al 100 %. El empujón definitivo se lo otorgó durante dos años consecutivos los 100 puntos que recibió de Robert Parker en 2004 y 2005. En 2008 inaugura una bodega de hormigón visto en tres alturas.

Benjamín conoce a la perfección cada una de sus parcelas con viñas entre los 45-100 años, de diferentes suelos, orientaciones, alturas, variedades etc, estudiadas para obtener justo lo que necesita. Implicado en el proceso de la elaboración, se encarga personalmente de elegir las maderas de roble que darán forma a sus barriles y los alcornoques para el corcho de sus botellas, incluso en el proceso de diseño de la imagen de sus etiquetas.

Podemos decir que el trato con la tierra y la vid le viene de familia, lo lleva en sangre y eso se nota, respeto por la tierra y admiración por su materia prima, le ha llevado a construir una firma sinónimo de calidad.