Esencia de nuestro origen

Tras décadas dedicadas al vino en distintas partes del mundo, un sueño unió a todos los protagonistas de este vino: encontrar en España unos viñedos antiguos, ideales para lograr hacer un gran vino tinto.

Construir una bodega capaz de aunar las nuevas técnicas de la enología moderna con el mayor de los respetos a la tradición.

Elaborar ese vino que puede llegar a ser una obra de arte. Efímera tras cada botella. Duradera en la historia de los vinos en España.

El sueño fue tomando forma gracias a las conversaciones que, alrededor de una buena copa de vino, los protagonistas de este bonito proyecto fueron compartiendo.

Un buen vino une. Incluso a amigos separados por un océano.

Finalmente, José Ramón Ruiz dio con una pequeña colina tras Padilla de Duero, en plena Ribera del Duero.

En la Milla de Oro, dónde están las bodegas más emblemáticas de España.