El pasado viernes 17 de Febrero, el equipo comercial de Distribuciones Navarro se desplazó a Villena para visitar la bodega Enrique Mendoza.

Una respetuosa viticultura con la que Pepe y Julián Mendoza cuidan cada una de sus cepas, las cuales son el mayor tesoro de esta bodega. Escuchar y entender la tierra es su razón de ser, y eso se refleja en la copa.

La viña de Estrecho es absolutamente impactante, el olor a bosque mediterráneo, la angosta orografía del terreno, y los restos arqueológicos de una vía romana, te transportan a otro tiempo. Con una copa del vino Estrecho 2014 en los labios, es fácil imaginar un arado tirado por bueyes labrando la tierra, "levantando polvo", como nos cuenta Pepe que dicen los lugareños cuando van a labrar en pleno mes de Julio para que la viña se refresque. 

Vinos placenteros elaborados con el corazón y respetando la identidad de esta tierra, tan cambiante a cada paso, tan especial.