El pasado viernes 7 de Octubre, el equipo de Distribuciones Navarro se desplazó a Finca Villacreces, en el corazón de la Ribera del Duero.

Una visita donde las suaves temperaturas acompañaron para dar un paseo en bicicleta por toda la finca, donde se conservan pinos centenarios en las zonas más cercanas al río Duero, dentro de la Finca.

En plena vendimia, el equipo tuvo el privilegio de escuchar al capataz de viña "in situ", hablando de que el secreto para obtener las mejores uvas es no tener secretos, simplemente entender cada una de las parcelas y practicar una viticultura sostenible y nada invasiva. En bodega se mantiene la misma filosofía, interviniendo en los mostos lo menos posible para que la naturaleza siga su curso, sólo ayudando con los medios adecuados.

De esta forma se obtiene el afamado y bien puntuado Pruno, y su hermano mayor Finca Villacreces, el cual merece una especial mención porque cada año está más fantástico que el anterior y esto no parece tener techo. También hay que mencionar Nebro, la gama más alta, obtenida sólo de unas pocas hectáreas de viñedos viejos y con muy bajas producciones, un vino espectacular.

Muchas gracias a todo el equipo de Finca Villacreces por tan grato día, y el buen sabor de boca que dejan todos sus vinos.