El pasado viernes 15 de Abril, el equipo comercial de Distribuciones Navarro se desplazó a Requena (Valencia) para visitar las Bodegas Mustiguillo.

Una visita que no tuvo desperdicio, después de recorrer toda la bodega con las exhaustivas explicaciones de Toni Sarrión a cerca de las distintas elaboraciones, pasamos a catar sus vinos, empezando por los blancos: Mestizaje Blanco y Finca Calvestra, pasando por Mestizaje tinto y su nueva Garnacha, y terminando con Finca Terrerazo. A pesar de conocer bien todos los vinos, pues Distribuciones Navarro lleva muchísimos años apostando por ellos, nunca dejan de sorprender y enamorar. Durante la comida, una auténtica paella hecha con mucho arte a fuego de leña por D. Antonio Sarrión (propietario de la bodega junto a sus hijos), pudimos degustar un magnífico mágnum de Quincha Corral del 2007, lejos de mostrar ni una leve nota de decaimiento, encontramos este vino "en pañales", todavía con mucha vida por delante, pero perfecto también para beber.

Pero lo más emocionante de toda la visita fue ver y escuchar a Toni Sarrión hablando de la viña en la viña, de donde se hace realmente el vino, del cuidado de las cepas respetando 100% el entorno, de los injertos, de la cubierta vegetal compuesta de una gran diversidad de plantas cada una con una función relevante dentro del cultivo de la vid, del clima, de la orientación, de la tradición, de las personas y de millones de cosas que, a fin de cuentas, hicieron que se afianzara en nosotros la idea de que detrás de cada vino hay una viña y detrás de cada cepa hay un viticultor entregado a su existencia.

Muchas gracias a D. Antonio, a su hijo Toni, al director comercial Rafa, al responsable de turismo enológico Paco, a Toni (enólogo), a María (viticultora), a la responsable de administración Sonia, a la cocinera Rosi, y a todas las personas que hacen posible poner este elixir de los Dioses en nuestras copas.