Todos los aficionados al vino, y muchos que que no lo son, han oído hablar de los "puntos Parker". Sin embargo, muchos de ellos no saben cuál es la historia que detrás de la que, sin duda, es una de las calificaciones más famosas del mundo del vino. Es curioso que el origen de los puntos Parker sea un abogado (Robert Parker) reconvertido en crítico que acabó abandonando el Derecho para desarrollar la publicación sobre vinos más influyente del mundo. The Wine Advocate. Su historia empieza en 1975 cuando, dos años después de obtener su título en Derecho, comenzó a escribir una guía sobre vinos. Su idea era la de escribir sin las influencias que podían afectar a las opiniones de los críticos de vino profesionales que se ganaban la vida con  la venta de vino; él,  por el contrario, buscaba convertirse en el "abogado del consumidor". En 1978, comenzó la publicación de The Baltimore-Washington Wine Advocate que, un año después, se convertiría en el actual The Wine Advocate alcanzando en agosto de 1978 la cifra de 600 suscriptores.