Es una variedad de origen español, autóctona del País Vasco, también conocida como Hondarribi Zuri ú Ondarribi Zuri.

Esta variedad Atlántica ha dotado al txakolí de su complejo carácter. Manifiesta un considerable vigor, con hojas grandes y orbiculares y un racimo alado de tamaño mediano y compacto, con un peso entorno a los 120 gramos.

En Bizkaia Brota hacia finales de marzo, floreciendo a finales de mayo, el envero se produce la cuarta semana de agosto y el óptimo de maduración se alcanza en torno al 12 de Octubre.

Resalta sobre todo el equilibrio entre el azúcar y la acidez, y también su complejidad y delicadeza aromática.