Historia: 

Hay una teoría que indica que los monjes de Cluny llevaron la uva al monasterio de Armenteira (en la comarca Pontevedresa de "O Salnés") en el siglo XII, que desde allí su cultivo se extendió al resto de Galicia y norte de Portugal. El río Umia está considerado como el padre del Albariño, pues en sus riberas se cultiva la vid y se produce este vino desde la Edad media. Actualmente esta teoría, así como muchas otras, se considera una mera leyenda, el Albariño es una variedad autóctona propia de Galicia.

Cambados, la capital histórica de este vino en España, celebra cada año, el primer domingo de agosto, la Fiesta del Albariño, la segunda fiesta vinícola más antigua del país y está dentro del conjunto de las Fiestas de Interés Turístico Nacional.

Características:

Caracteriza a la uva su aroma, muy semejante al del Viognier,recordando al de un albaricoque. El vino Albariño es un vino blanco  amplio, seco y delicioso. En otras comarcas vitivinícolas como Ribeiro, Valdeorras, Comara de Lima o Braga, se mezcla con otras variedades como Loureiro, Caíño, Arinto o Treixadura. El prestigio del Albariño, que consigue los 13 grados en el Salnés, hizo recuperar las cepas autóctonas, comenzando la replantación en 1960. En esta comarca es ya prácticamente la única variedad cultivada.

El Albariño es considerada una de las variedades autóctonas más importantes de Galicia, dentro de las 220 variedades autóctonas catalogadas. Es una variedad de racimos pequeños, de maduración temprana y vigor medio. Tiene un color amarillo pajizo, brillante, con irisaciones doradas y verdes. Poseen aromas florales y afrutados, finos y distinguidos, que impresionan agradablemente, de intensidad media y duración media-larga. Poseen aromas florales y afrutados, finos y distinguidos, que impresionan agradablemente, de intensidad media y duración media-larga. Su sabor es fresco y suave, con suficiente cuerpo y grado alcohólico (entre 11 y 13% Vol), acidez equilibrada (entre 7 y 9 g/l), armoniosos y de amplios matices. Su posgusto es placentero, elegante y completo.

El Albariño fue hace tiempo escaso pero muy buscado. Convertido hoy en uno de los vinos de mayor personalidad y prestigio, las parras del Salnés dan casi otro tipo de uva. La Denominación de Origen Rías Baixas, creada en 1988, comprende algunos de los territorios donde tradicionalmente, y desde tiempo inmemorial, se producen vinos de calidad en la provincia de Pontevedra y en la ribera coruñesa del Río Ulla, siendo consideradas en la actualidad cuatro subzonas perfectamente difrenciadas: Val do Salnés, Condado do Tea, El Rosal, Sotomayor y Ribera del Ulla, en las que se elaboran fundamentalmente vinos blancos  con base de Albariño. 

De una producción artesanal, con una escasa comercialización, se pasó a una moderna explotación. BAsta con citar que de las 14 bodegas que existían en 1987, se llegaron a 142 inscritas actualmente a la D.O., la mayoría de ellas en la subzona del Salnés. Todas cuentan ya con depósitos de acero inoxidable, prensas neumáticas, contro de temperatura y con los métodos de filtración más avanzados. 

 

Es fácil ver la variedad Albariño cultivada en "Emparrado", de esta forma la uva queda alejada del suelo, con lo que se evita la proliferación de enfermedades criptogámicas propias de las zonas húmedas.

 

 

Fuente de Información: Wikipedia.