La variedad de uva blanca con mayor potencial arómatico de la península ibérica, tiene una excelente relación alcohol-acidez y una capacidad de envejecimiento de más de 10 años.

De porte erguido, racimos compactos y muy pequeños, bayas elípticas, vigor medio elevado, fertilidad media, su cultivo representa una dificultad extrema debido a su sensibilidad a las tres plagas americanas (oidio, mildiu, filoxera), a la botrytis, al stress hidríco, stress térmico, al golpe de calor, su dificultad para madurar, etc, Esta delicadeza en grado extremo hicieron que nunca fuese una variedad muy apreciada por los viticultures, y era escasamente cultivada en cepas aisladas, que eran utilizadas para aportar riqueza alcohólica y aromas a otras variedades.

En el año 1895, tras la devastación de los viñedos por la filoxera, D. Jose Ramón Gayoso, natural de la aldea de Portela, decide atreverse a algo impensable en aquel momento, y es plantar todo un viñedo utilizando como única variedad plantas de Godello, en un paraje conocido como Pedrouzos, 200 metros por encima del río Sil, en la comarca de Valdeorras, provincia de Ourense.

Fotografía de Viñedo "Pedrouzos", tomada por Distribuciones Navarro.

Hoy en día, este micro viñedo de apenas 1.500 metros cuadrados, convertido en un pequeño jardín, se ha convertido en centro de peregrinación mundial al representar un hito histórico en la viticultura mundial: no solo es el viñedo más antiguo del mundo de la variedad Godello, sino que fue el primero, y de ninguna otra variedad noble de uva para vinificar se conoce dónde, ni quién , ni cuándo se plantó el primero.

Confundida en Portugal durante mucho tiempo con la Verdelho, debido al monumental error cometido por Truel en 1984, nada tiene que ver con esa variedad portuguesa, ni tampoco con la Verdelho de Madeira (el análisis de ADN utilizando microsatélites ha demostrado que son variedades de uva totalmente distintas y que su relación filogenética es muy lejana).

Fuente: Wikipedia y material fotográfico de Distribuciones Navarro.