La garnacha está muy extendida en España, donde se le ha dado varios nombres, como: "Garnacho tinto", "tinto aragonés", "alicante", "navarra", "garnatxa"... y en otros países se la conoce como “grenache”,"roussillon rouge", "granaccia", "uva di Spagne", “cannonau”...

Existe gran controversia acerca de su origen, algunos creen que es originaria de Alicante, desde donde se extendió al resto de España, otros en cambio creen que su procedencia está en Aragón, en lo que sí se suele coincidir es que su origen está en la península Ibérica y que de ahí se extendió hacia el sur de Francia e Italia, sin embargo los franceses aseguran que es originaria del suroeste de su país.

En las últimas décadas también se ha exportado otros continentes como Australia, donde vive un buen momento.

Esta variedad produce vinos con bastante riqueza alcohólica, buena acidez, cuerpo medio y  muy aromáticos. En Navarra se emplea para la elaboración de vinos rosados, donde la técnica del sangrado unida a la frescura y aromas de la uva han dado resultados inmejorables.

Pero también se elaboran vinos tintos tanto jóvenes como de guarda de gran calidad en casi toda la geografía española, destacando los vinos del Priorato catalán, Sur de Castilla y León, Norte de Castilla La Mancha, etc.. La garnacha ha tenido durante años una injusta fama de uva oxidativa que producía vinos que se estropeaban rápido. Afortunadamente ya se conoce su potencial para elaborar tintos de guarda y se reconoce la calidad de sus vinos.


Fuente: Wikipedia y material fotográfico de Distribuciones Navarro.