En este pequeño espacio podrás seguir el estado fenológico de una cepa concreta seleccionada por nosotros, a tiempo real.

Tras un invierno muy lluvioso y bastante frío, nuestra cepa comienza a despertar de su letargo a mediados del mes de Abril, en pocos días, pasamos de ver "llorar" a la planta por los cortes de poda, a observar como se hinchan las yemas y aparecen los primeros brotes. A finales del mes de Abril, estos brotes ya tenían una longitud de entre 4 y 5 cm, e incluso se podía ver los racimos en formación.

Tras un mes de Mayo bastante confuso para la planta, donde se han alternado los días de frío y calor, el crecimiento se ve frenado por una inesperada helada de Mayo, pero la fuerza de nuestra planta ha hecho que los brotes que se salvaron, hayan tomado fuerza y a día de hoy se vea perfectamente el fruto que recogeremos en Septiembre (como se ve en la foto).

La semana que viene veremos como sigue creciendo nuestro racimo, si el cielo lo permite!!!